“Pez al revés” nada cerca de su destino

pez-nota

MÚSICA Y SOLIDARIDAD RENUEVAN SOCIEDAD

El CD que continuará el curso de “Arrorruna” madura su salida. Tiene como impulsor a Mariano Pose, que en esta ocasión profundizó su compromiso musical como compositor e intérprete de los temas. Invitados de lujo.

Para “Pez al revés” está por finalizar la cuenta regresiva. Se trata del CD que en la práctica, asumirá el carácter de continuador del celebrado “Arrorruna”, aunque en este caso Mariano Pose adquirió mayor protagonismo artístico. En efecto, el diseñador creativo se dio el gran gusto y en esta ocasión, lo encontraremos como compositor e intérprete aunque con refuerzos muy considerables: Luis Pesceti, Magdalena Fleitas,  Hugo Figueras, Mariana Baggio, Deby Kepel y Canticuénticos, entre otros “pibes” que recién empiezan en el rubro de la música para niños y niñas.
Si bien parte de la música ya se puede escuchar aquí el CD estará muy pronto en las calles con las mismas finalidades colaborativas que su predecesor. Los fondos que puedan recaudarse contribuirán a sostener el Servicio de Pediatría del Hospital Zonal Bariloche aunque también se canalizarán hacia la Fundación PETISOS. En particular para apuntalar el funcionamiento de la Orquesta Vamos los Pibes y el Taller de Cocina para Adolescentes en situación de riesgo.
El impulsor de la iniciativa describió que “Pez al revés es un nuevo disco, en parte hijo de Arrorruna, el proyecto anterior… Es un poco más reducido en cantidad de músicos porque en Arrorruna participaron alrededor de 50 artistas. Yo compongo los temas y además, los interpreto aunque con músicos invitados”. A la participación especial de los ya mencionados referentes, Pose sumó una pequeña legión de músicos de Bariloche y Buenos Aires de distintas estéticas y trayectorias: Gabriel Pirato Mazza, Pedro Bellora, Leopoldo Caracoche, Alejandro Fatur, Cascacuerda, Juan Pablo Esquerra, Horacio Aragona, Mariano Barrientos, Diego Díaz y Arturo Bascary. Algunos de ellos también fueron de la partida en el proyecto anterior.

“Pez al revés” es pariente de “Arrorruna” porque “como idea y concepto es lo mismo: un disco no tanto para chicos pequeños o para bebés, sino para más grandecitos y familias. Ocho temas más un cuento narrado por Pescetti… Un par de ellos ya se pueden escuchar en la web: Como las vacas y Pez al revés, que es el que prestó su nombre al conjunto del proyecto. La denominación reconoce fundamentos sólidos. “Cuando uno es padre y empieza a mirar lo que pasa alrededor, ve las cosas desde otro lado y muchas veces, se siente fuera de lugar: la gente o el mundo va en un sentido y esa dirección no es la más interesante”, justificó Pose.

Camino diferente

Esa percepción no será masiva pero tampoco es tan rara. “Hay mucha gente que piensa así, pero uno siempre trata de buscar un camino diferente u original”, indicó el impulsor del disco. Aunque de manera implícita, “Pez al revés” formulará una propuesta porque en general, los chicos y chicas son blanco predilecto del marketing de las grandes trasnacionales del entretenimiento. “Está bueno plantearles: andá para donde te guste… No importa si van los demás o no. Tenés que ir para el lado que te haga feliz. Eso es Pez al revés, ir un poco contra la corriente pero a favor de lo que uno ama”, redondeó Pose.
El planteo no incluye lecciones panfletarias. “No me gusta dejar un mensaje porque pienso que el hecho artístico tiene que disfrutarse en sí. No importa si deja una moraleja… Si los chicos lo disfrutan está fantástico y con las canciones pasa eso: tienen que disfrutarse sin necesidad de dejar algún mensaje aunque como artista y padre, quiera decir algo. Reconozco que no soy un músico como todos, no salgo a cantar, no hago shows… Compongo y al disco lo canto desde el lugar del papá, es el vínculo que quiero rescatar con Pez al revés”, explicó.
Con cinco producciones discográficas en su haber, queda claro que la música tiene una importancia central en la vida del creativo publicitario, no sólo como oyente. “Compongo permanentemente canciones para chicos porque siempre trabajé con ellos, en la docencia, en lo artístico y en lo musical… Esta vez fui seleccionando algunos temas que me parecían que tenían una evolución artística en función de la composición. En Arrorruna los temas son muy variados porque los diferentes artistas hicieron cosas muy diversas, este tiene una unidad más concreta y cerrada”.
Difícil no acordar con Pose cuando dice que “uno para sus hijos siempre quiere expresar lo mejor”. En el origen de “Pez al revés” está “el amor por ellos y por la gente que los rodea. “La forma que yo encuentro (de expresar ese amor) es la música. Es la forma más pura y que más de adentro me sale. Desde ahí están compuestos los temas, con inquietudes y cuestionamientos sobre qué les estamos dejando a los chicos”. Por su parte, Pose está próximo a anotar un nuevo disco a la hora de responder al interrogante.

 Libertad de géneros

Musicalmente, los sonidos que confluirán en “Pez al revés” resultarán “bastante variados. Serán varios los géneros pero tuve la libertad de no atarme a ninguno”, describió Mariano Pose, autor y ejecutor de la idea. “Por ejemplo, Pez al revés (el tema) tiene bastante de electrónico. Lo produjo conmigo Gabriel Pirato Mazza, hicimos todos los arreglos y jugamos mucho, quedó muy loco en relación a lo que yo venía haciendo para chicos. Solo, jamás hubiera hecho un tema así”, admitió el compositor e intérprete.
“También hay una especie de chacarera que tiene el espíritu de una chacarera, pero estructuralmente no es una chacarera”, bromeó Pose. “Se llama Como las vacas y ahí participa Leopoldo Caracoche, tema que produjo Pedro Bellora”. El primero de ellos es un gran compositor de Bariloche que a comienzos de año llegó a la final de Cosquín en el rubro Canción Inédita. El segundo es un tremendo guitarrista de la escena del jazz.
En los meses previos a la salida del CD, su creador se consagró a la búsqueda de padrinos y sponsors, porque “Pez al revés” no tendrá como destino a las disquerías. “Estoy súper entusiasmado, se estima que al disco lo vamos a lanzar para diciembre, o principios de 2017. Va a estar la opción del disco físico o la descarga on line, igual que con Arrorruna: el disco se va a regalar, se va a pedir un bono contribución que va a administrar el Rotary Club Bariloche”. La recaudación que pueda obtenerse “se va a donar íntegramente, porque todos los costos ya están cubiertos por los sponsors o padrinos”. Una idea redondita.